Casa de la Cascada

Hola hermanita,

La Casa de la Cascada, Fallingwater, diseñada por el arquitecto Frank Lloyd Wright en 1936, está situada a poco más de una hora y media en coche de Pittsburg, en el estado de Pensilvania. Si viajas desde España, no hay vuelos directos a esta ciudad pero se puede volar a Filadelfia y desde allí, o bien tomar un vuelo interno a Pittsburg o conducir. Tanto Filadelfia como Pittsburg son ciudades que te recomiendo visitar, cada una por sus propios méritos. Además, el trayecto en coche desde Filadelfia a Pittsburg contiene algunos lugares también dignos de ver, entre ellos la capital del estado de Pensilvania, Harrisburg, y algunas poblaciones de los Amish.

casa-de-la-cascada-fallingwater-cuentamesister

Frank Lloyd Wright diseñó hasta el último detalle de la Casa de la Cascada. El proyecto fue un encargo de la familia Kaufmann dueña de los grandes almacenes con su mismo nombre y una de las más adineradas de Pittsburg. Pittsburg en aquellos momentos era una de las ciudades más importantes del Este de Estados Unidos debido a sus fábricas de acero.

Sólo el edificio de la Fallingwater es en sí una obra de arte, sumado a su entorno, hace que sea una auténtica belleza. El diseño respeta en su totalidad las formas del exterior adaptándolas a las líneas de la casa. De esta manera, su fachada principal se confunde de una forma asombrosa con el paisaje y con la pequeña cascada que corre por debajo de la casa y la fachada trasera de la misma y los muros que soportan dicha fachada se integran a las formaciones rocosas del entorno.

casa-de-la-cascada-fallingwater-arquitectura-adaptada-al-entorno-cuentamesister

Su interior está diseñado de tal manera que hace que tu vista se vaya siempre hacia el exterior. Ventanas amplias y que completan las esquinas. Muebles que en ningún momento estorban, sino más bien se confunden de alguna manera con el entorno. Eso sí, podrás ver que no sólo la altura del techo sino también de dichos muebles están diseñados a una escala un poco más baja de lo habitual, pero esto formaba parte del diseño particular de Frank Lloyd Wright, que al ser una persona “bajita” creía que todo debía de ser diseñado a su altura…

Fallingwater ofrece unas vistas extraordinarias sin importar la época del año en la que la visites. El único inconveniente puede llegar a ser la nieve, por esto la Casa de la Cascada está cerrada al público durante los meses de enero y febrero. Fallingwater sólo puede ser visitada mediante tours guiados. Te recomiendo que compres las entradas con bastante antelación ya que se suelen agotar rápidamente.

casa-de-la-cascada-fallingwater-en-otono-cuentamesister

Fallingwater en otoño

Si viajas con niños, tendrás que tener en cuenta que a los menores de 6 años no se les permite hacer el tour tradicional aunque ofrecen uno específico para los peques de 5 a 8 años que puede ser muy interesante. Asimismo, también puedes hacer un tour con Brunch los domingos. Te recomiendo que cuando vayas a visitar la Casa de la Cascada lo hagas con bastante antelación a la hora que tengas el tour, porque el entorno es realmente hermoso y no debes de dejar de dar un buen paseo por los alrededores donde se respira una paz asombrosa.

casa-de-la-cascada-fallingwater-alrededores-cuentamesister

Es impresionante ver como el diseño de la Fallingwater de Frank Lloyd Wright ha sobrevivido a todos los cambios arquitectónicos durante todos estos años y hace que siga siendo todo un icono de la arquitectura americana y uno de los lugares más visitados de Estados Unidos.

Todas las imágenes de este post son propiedad de cuentamesister.com

, , , , , , ,

COMMENTS

  1. Veronica Montuenga 2 julio, 2013 at 11:21 am #

    Me encantó visitar la casa de la Cascada, era uno de mis sueños cuando era estudiante de arquitectura. Creo que vale la pena recomendar hacer reserva antes de visitar la casa, porque os podéis quedar sin verla. La entrada también era algo cara 50$ por persona. En lo que respecta a alojamiento en la zona os recomiendo el Lodge ar Chalk Hill donde nos alojamos nosotros. Este hotelito está totalmente construido en madera de troncos y tienen un mini zoo con animales de todo el mundo, ideal para las familias con niños.

    • Elena 5 julio, 2013 at 3:37 am #

      Muchas gracias Verónica por tus sugerencias, la próxima vez que visitemos la Casa de la Cascada nos pasaremos por el hotel que nos recomiendas, a mis niños el zoo les va a encantar.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestras cookies