Espero que mis hijos lleguen a ser bilingües

Hola hermanita,

Cuando nos vinimos a vivir aquí mis conocimientos de inglés, a pesar de llevar estudiándolo muchos años, eran más bien escasos. No me atrevía a hablar ni una palabra, así que los primeros meses fueron bastante difíciles. Después de casi diez años en el país, tengo que decir que aunque me gustaría ser bilingüe, no lo soy. Me defiendo, vivo el día día, pero cuando estoy en una situación diferente a mi vida normal me atasco.

ninos-hablando-dos-idiomas

Nene aunque habla inglés y español, tampoco podría afirmar que es bilingüe, ya que aún le queda mucho por aprender. Además, su idioma “social” es el inglés. Aunque nosotros le hablemos siempre en español, después de estar 6 horas en el colegio inmerso en otro idioma, es bastante lógico que venga hablándonos en él. Yo por supuesto que me hago la tonta y le digo que no le entiendo para que me lo diga en español, pero es duro, y a medida que vaya siendo más grande será más difícil.

Cuando Nene empezó a hablar, mezclaba los dos idiomas pero se decantaba más por el inglés en palabras cortas: ball (pelota), car (coche). Las mezclas eran simpáticas, y a veces teníamos que adivinar que era lo que nos quería decir: “jumpar” (de jump y saltar). Poco a poco descubrió las palabras de más de una sílaba en español, y como le gustaba oírse nos decía: “latalila” por lagartija o mariposa…

Lo cierto es que él no tuvo mucho contacto con el inglés hasta que empezó en el colegio con dos años, y aunque allí los primeros meses no se atrevió a decir mucho, ahora habla por los codos. Muchas veces le pillo jugando con sus juguetes en inglés y le digo, “pero háblales en español que ellos saben” y me contesta, “no mamá, estos juguetes son de aquí, sólo hablan inglés”.

Nene aunque ahora lee y escribe en los dos idiomas, otra historia será la gramática y la ortografía española. Ambas cosas le van a ser más difícil de aprender, porque aunque hagamos todos los esfuerzos en casa para enseñarselas, no les dedicará el mismo tiempo que le dedica a su idioma “social”.

Con Nana todo este tema ha sido completamente diferente. Ella desde el primer día ha estado expuesta a los dos idiomas y desde bien pequeña nos dimos cuenta que entendía los dos. Quizás porque ha tenido más gente que la cuida que le habla en inglés; quizás porque su hermano le ha leído siempre los libros en ese idioma; y quizás también porque, al  tener un hermano mayor, éste ha compartido muchas de sus actividades con ella. En su caso, su idioma social aún es el español, ya que la mayoría de su tiempo lo pasa con nosotros.

mantel-ninos-bilingue

Para que nuestros niños sean en un futuro bilingües y no pierdan su español, nosotros les deberemos de seguir siempre hablando y leyendo en español, y hacer todo lo posible para que de una forma u otra estén en contacto con nuestro idioma. Decirles que no les entendemos cuando nos hablan en inglés, no es cosa fácil, pero eso les ayudará a que lo practiquen día a día.

En muchos sitios se puede leer que enseñar a nuestros hijos a hablar en más de un idioma tiene muchos beneficios a largo plazo: más materia gris en el cerebro, lo que ayuda a incrementar el entendimiento de las cosas; mejor comprensión a la hora de leer; mayor facilidad para aprender un tercer idioma (los míos ya empezaron con mandarín); mayores opciones en un futuro mercado laboral; incluso dicen que podría proteger ante algunas enfermedades como el Alzheimer.

Poniendo a un lado todas las ventajas que se hayan podido descubrir sobre el bilingüismo, para mí personalmente, que mis hijos aprendan español es muy importante. Puede que ellos sean americanos por el hecho de haber nacido aquí, pero también son españoles, y nuestro idioma forma parte de nuestra cultura, su cultura, sus raíces.

Fotos: spanglishbaby.com, lingua-world.de y gisd.k12.nm.us

, ,

COMMENTS

  1. Ana Flores 24 marzo, 2013 at 4:45 pm #

    Me identifico completamente en el tema de que cuesta que los niños nos respondan en español. Por eso sí resultan ser “spanglish babies” hasta que ya conocen ambos idiomas muy bien y saben separarlos.

    Nunca dejes de hablarle en español y de inculcarle lo valioso que es para ustedes y para el.

    • Elena 25 marzo, 2013 at 3:30 am #

      Gracias Ana por tus palabras. Si que es cierto que hay días mejores que otros, pero yo se que aunque sea difícil para todos, es muy importante que insistamos en enseñarles nuestro idioma. El español es parte de nuestra cultura y creo que si realmente conseguimos que forme parte de la vida de nuestros hijos, será nuestro legado para ellos.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestras cookies