Festival de cervezas artesanas

Hola sister,

¿Se puede ir a un festival de cerveza con un cochecito gemelar? Sí, comprobado. ¿Es más complicado que ir sin niños o con un niño solo? También. Pero como la opción de quedarse en casa por sistema no es muy atractiva, pues les sientas en su silla y a la calle. Este fin de semana fuimos al Barcelona Beer Festival, y dentro de las limitaciones que tiene moverse con los peques entre la gente, pudimos recorrer los diferentes stands y probar alguna cervecita.

Nada más llegar, ya nos llevamos una “pequeña” alegría. Como íbamos con el cochecito de los niños, utilizar el ascensor para subir a a la Cúpula de Las Arenas, fue gratis. La verdad es que solamente costaba un euro, pero el plan austero que hemos propuesto en casa (otra cosa es lo que va saliendo), le da importancia a estos detalles. Ya ves…

ascensor-las-arenas

El emplazamiento ya es singular; la antigua plaza de toros hoy es un centro comercial, y en la cúpula se organizaba el festival. A pesar de que éramos muchos los que acudimos el domingo por la mañana, el espacio y la organización que habían preparado hacía posible la movilidad sin mayor dificultad.

El funcionamiento del evento no se diferenciaba mucho de otros similares; comprabas unos vasos de cristal en la entrada y unas fichas para canjear por degustaciones de cerveza o de algún tentempié que preparaban en los stands. Había bastante gente que se notaba que repetía la experiencia del año pasado; llevaban sus “viandas” de casa y así podían dedicar más fichas a probar las excelentes cervezas que había. También había que ver a algunos con medio frigorífico allí en medio. Hombre, tampoco es eso…

Detrás de una barra enorme con 50 surtidores de cerveza, tenían una pizarra donde aparecía el listado de cervezas que estaban sirviendo en ese momento, el surtidor en el que la podíamos encontrar, y la referencia en la guía para conocer un poquito de cada una. Bien fácil. Nos contaron que había unas 300 cervezas que iban cambiando en función del consumo que se hacía.

festival-cerveza-barcelona

Nosotros, teniendo en cuenta la responsabilidad infantil que nos acompañaba, no hicimos ningún exceso. Probamos alrededor de 250. Es broma… Lo que sí es cierto, es que nos fuimos con la sensación de que este mundo de la cerveza artesana está realmente en auge, y en España competimos con productos de calidad. Eso es una buena noticia.

Sin duda, nos apuntamos ya para el próximo año.

,

COMMENTS

  1. JULIA 13 marzo, 2013 at 4:33 pm #

    Sois una familia envidiable. Nada os dá pereza. Con niños tan pequeños y mellizos, la mayorIa de padres se quedarían en casa, hartandose deT.V. Estupendo!!!!! Que suerte tienen vuestros niños. Creo recordar contabas, Sofia, teniais hijos adolescentes, que tal con los peques?

    • Sofía 13 marzo, 2013 at 5:26 pm #

      Hola Julia, en realidad pueden más las ganas de hacer cosas que la pereza. En ocasiones tengo que reconocer que un poquito si que tenemos…Pero a casa no nos traen nada, así que continuaremos en la calle siempre que podamos…

    • Sofía 14 marzo, 2013 at 6:06 pm #

      Ah! Que me preguntabas por la relación de los hijos adolescentes con los peques… Pues es buenísima! Se quieren mucho y los peques siempre buscan a sus hermanos para que jueguen con ellos.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestras cookies