Visitar Shanghái

Hola hermanita,

Recuerdo que ya estuvimos hablamos de nuestro viaje a China en un par de ocasiones, una cuando comentamos que podrías necesitar si viajas con tus niños a este país y la otra cuando te hablé de lo maravillosa que era la ciudad de Pekín. Hoy quiero contarte como fue nuestra visita a Shanghái. Una ciudad enorme, moderna y con un encanto especial debido a su pasado colonial.

vista-french-concession-shanghai-china-cuentamesister

Como sabes, desde Pekín a Shanghái viajamos en menos de 5 horas en un tren de alta velocidad. Toda una experiencia para los peques (y para nosotros). No obstante, sacar unos billetes para viajar en tren en China no es tarea fácil.

Primero lo intentamos por internet pero fue imposible porque la página web del servicio ferroviario chino sólo está en chino. También vimos que existe la opción de contratar un intermediario o alguna agencia de viajes para que te compren los billetes de tren. En este caso, por una pequeña cantidad se ocupan de comprarlos y de llevártelos al lugar en el que estés alojado, pero necesitan unos días para realizar los trámites y nosotros no disponíamos de este tiempo. En algunos sitios leerás que puedes comprar los billetes por teléfono, pero este servicio no se ofrece a los extranjeros, es sólo para nacionales.

Así que F, que es todo un aventurero, decidió irse él solito a la Estación de Tren del Sur de Pekín (si quieres viajar en tren desde Pekín, infórmate bien desde que estación sale tu tren porque hay más de una). Cuando llegó a la estación pensó que iba a encontrar alguien que hablara inglés… pero de las decenas de ventanillas que tienen para la venta de billetes sólo en una, “supuestamente”, hablaban en inglés. Así que después de un buen rato en la cola, cuando F se acercó a la buena mujer que atendía esta ventanilla, ésta no entendía ni papa de lo que él le estaba contando.

Al final por medio de señas, las fechas escritas en un papel y alguna que otra persona que estaba en la cola que ayudó, F volvió a casa con los billetes de ida y vuelta por unos 1500 yuanes por adulto (unos 185 Euros). Hay que tener en cuenta que los precios varían según la clase que elijas o si viajas de día o de noche, ya que también tienen la opción de coches cama y de literas.

tren-pekin-shanghai-china-cuentamesister

Los niños hasta 120 cm de alto no pagan billete en los trenes chinos y de 120 a 150 cm viajan por la mitad de precio. Cuando un niño no paga billete, este debe de ir sentado encima de un adulto. De esta parte no nos enteramos hasta que no llegamos al tren, así que como Nene con sus 6 años ya no estaba dispuesto a ir sentado casi 5 horas encima de uno de nosotros, nuestra solución fue pasar el viaje dando paseos, algo que encantó a los niños.

La experiencia de viajar en tren en China se la recomiendo a cualquiera que decida hacer viajes entre ciudades en este país. Convives con la gente, oyes mucho chino, que algo queda, el tren es muy rápido, muy limpio y las chicas que lo atienden son muy amables.

Cuando llegas a la estación de Shanghái hay muchos oportunistas que te quieren llevar al centro y te piden unos precios desorbitados. La opción más económica y rápida, ya que en Shanghái hay mucho tráfico, para ir desde la Estación de Tren Hongquiao al centro de Shanghái es el metro. Es la misma línea de metro que debes de tomar si llegas en avión a esta ciudad.

En Shanghái, al igual que en Pekín, desde que organizaron los Juegos Olímpicos han estado abriendo nuevas líneas de metro y modernizando las que ya tenían. Aquí encontramos más estaciones con ascensores y escaleras mecánicas que en Pekín, algo de agradecer al ir con el cochecito de Nana. Lo curioso fue, que en muchas de aquellas estaciones en las que había escaleras mecánicas, estas eran sólo de subida, así que en alguna que otra ocasión nos tocó bajar cargando el cochecito. En ciertas estaciones el único ascensor que tenían ponía que era para el personal, si llamabas por un interfono alguien bajaba para ponértelo en marcha y podías utilizarlo. Recuerda que allí casi nadie habla en inglés, sólo chino, así que ármate de paciencia porque tardan lo suyo y al no saber que dicen cuando contestan el interfono, lo único que te queda es confiar en que realmente alguien baje a poner en marcha el ascensor.

metro-shanghai-china-cuentamesister

En el metro de Shanghái, como en Pekín, también existe la figura del señor revisor que está pendiente de que todo el mundo entre en los vagones a tiempo. También aquí, las vías están protegidas por unas paredes de cristal que sólo se abren en la zona de las puertas cuando llega el tren a la parada. En Shanghái el metro vale 4 yuanes y en Pekín 2. Mi primera impresión de Shanghái fue que todo es más caro comparándolo con Pekín y que la gente va más a su rollo. Hay mucho más comercio enfocado al turismo y en algunos casos pueden llegar a ser un poco pesados intentando venderte algo, cosa que en Pekín no vimos.

Algo también que impresiona en Shanghái, es que los dueños de esta ciudad son las bicicletas y las motos. A cualquier sitio que vayas tienes que tener mucho cuidado de no poner un pie fuera de la acera por miedo a que una moto o bici te pase por encima de él.

Los principales lugares para visitar en Shanghái están en la zona central de la ciudad que se divide en cuatro barrios: Old City la zona más antigua de la ciudad; French Concession área donde es su momento estuvo situada la colonia francesa de Shanghái; la zona más moderna de la ciudad donde se encuentra lo que fue la colonia internacional y el paseo del río Huangpu, llamado Bund; y por último la zona de negocios, Pudong, que está al otro lado del mismo río.

Nuestro hotel estaba en la French Concession. Esta zona es muy curiosa desde el punto de vista arquitectónico. Conserva las casas en las que vivían los europeos hace años, pero además hay muchos hoteles, algunos centros comerciales altísimos y bastantes mansiones. Aquí puedes encontrar mercados de comida callejeros muy interesantes, cafés al más puro estilo francés como el Old Café y tiendas de ropa. Muchas de estas tiendas son súper elegantes y venden vestidos tradicionales chinos, aunque a precios un poco altos a mi parecer.

french-concession-shanghai-china-cuentamesister

En Shanghái sólo estuvimos cinco días y uno de ellos lo dedicamos a callejear por la Ciudad Antigua, la Old City, donde están los Jardines y el Bazar Yu. Allí nos encontramos mucha arquitectura china con aire moderno. Muchos mercadillos. Mucha gente. También aquí pasamos un poco de agobio por la cantidad de fotos que la gente local quería hacer a los nenesEn la Old City comimos en un restaurante chino muy peculiar. En este lugar la comida estaba colocada en un mostrador gigante, que no era buffet, e ibas pidiendo lo que querías a las personas que estaban detrás del mostrador. Todos, incluidos los nenes, probamos muchas cosas nuevas y algunas, aunque no todas, deliciosas.

bazar-jardines-yu-shanghai-cuentamesister

Los jardines Yu, los Yu Yuan, se encuentran en una de las esquinas de la manzana que forman con el Bazar. Estos jardines son un auténtico remanso de paz en medio de tanto mercado. Dividido interiormente por muros, te hace creer que te encuentras en un pequeño laberinto, donde cada entrada de un lugar a otro entre los muros es diferente. Los niños estuvieron jugando a correr de un lado para otro intentando adivinar que se iban a encontrar al otro lado de cada muro, un estanque, un edificio tradicional o una escultura hermosa. Definitivamente los Jardines Yu fueron una de las estrellas de nuestro viaje.

puertas-jardines-yu-shanghai-cuentamesister

Nosotros tuvimos mala suerte con el clima en Shanghái y nos llovió más de lo que nos hubiera gustado. Así que el día que teníamos pensado pasear por el Bund y visitar la zona de negocios llovía lo suyo, por lo que nos fuimos al Museo de Shanghái. Este museo es gratis y tiene una parada de metro justo en la misma plaza donde se encuentra la People’s Square, la Plaza del Pueblo. Las exhibiciones que más nos gustaron fueron las de las monedas y las de los trajes tradicionales y muebles chinos. La exposición de monedas antiguas fue la que más gustó a Nene, porque había de todos los tipos y tamaños. Como curiosidad, ni siquiera en este museo público encontramos personal que explicara cosas en inglés, aunque sí que tenían folletos en varios idiomas.

museo-shanghai-trajes-tradicionales-chinos-cuentamesister

Después del museo visitamos bajo la lluvia el Bund, la zona paseo del río Huangpu, donde se encuentran el famoso Hotel Fairmont Peace y también las principales calles comerciales de la ciudad: la Calle Nanjing y la Calle Huaihai.  Desde allí aprovechamos a ver la zona de negocios, Pudong que se encuentra en la otra orilla de río, pero debido al mal clima ya ni nos acercamos.

Si viajas a China, Shanghái es una de las ciudades que deberías visitar, otro estilo diferente a Pekín pero con su propio encanto.

Todas las imágenes de este post son propiedad de cuentamesister.com

, , , , , , ,

COMMENTS

  1. Mely 14 mayo, 2013 at 11:45 am #

    Hola Elena:
    Me gustaría comentarte una duda. Tengo un problema en una pierna que me impide bajar escaleras a un ritmo normal y me dificulta al extremo el uso de escaleras mecánicas (sólo cogida a lalguien y con bastante riesgo de caerme si son bajando), dado que echo una pierna mucho más rápido que otra. Me gustaría que me dijeses si en Pekín, Shanghai y otras ciudades importantes hay siempre escaleras normales al lado de las mecánicas y si por allí por China se estila mucho poner mucho escaleras mecánicas como única opción (sin poner las normales). Es que voy allí dentro de poco. Gracias!

    • Elena 20 mayo, 2013 at 9:30 pm #

      Hola Mely,
      Perdón por la tardanza en responder. Yo sólo visité Pekín y Shanghai y en ambas ciudades pude encontrar escaleras normales al lado de las mecánicas. En algunas líneas de metro, sobre todo en Shanghai en la zona del centro, tienen ascensores. A nosotros nos ayudaron mucho la gente que trabajaba en el metro porque íbamos con el cochecito de la nena. Te recomiendo que si puedes, lleves escrito en un papel en chino que necesitas ayuda para subir y bajar de las escaleras y también que te indiquen donde está el ascensor, creo que eso te facilitará un poco las cosas.
      Mucha suerte en tu viaje!

Deja un comentario

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestras cookies