Petardos en la noche de San Juan

Hola sister,

No me gustan los petardos y hoy no estoy utilizando la palabra “petardos” como metáfora para referirme a nadie, me refiero a la pirotecnia de toda la vida. Durante la noche de San Juan se celebran en Barcelona verbenas en muchos lugares de la ciudad, así que te puedes encontrar la pólvora en cualquier esquina. Ayer, noche de San Juan, precisamente hablamos de este tema en la cena con los niños mayores. De paso aprovechamos una vez más para recordar la extremada prudencia que han de tener si en algún momento deciden tirar unos cuantos petardos. Por suerte, creo que no son muy aficionados.

Pero es que no me gusta ni el olor de la pólvora ni el ruido que se produce, y algo que tampoco he entendido nunca es la emoción que sienten muchos adultos con todo este “sarao”. ¿Qué encuentran de divertido produciendo semejante ruido? Se lo digo a Perico y me mira con cara de “no tienes que entenderlo ni dejar de entenderlo, así que no le des más vueltas y con respetarlo ya es suficiente”. Esto último es algo que ya acostumbro a hacer, así que no hay problema, pero como puedo ponérmelo un poquito más fácil, el próximo año buscaré algún rincón de este país en el que practiquen el silencio petardero durante esta noche y me perderé unos días por allí.

fuegos-artificiales-catedral-de-leon

Yo recuerdo que cuando éramos niñas, en León durante las fiestas de San Juan y San Pedro teníamos dos días fuegos artificiales dentro de las actividades programadas y duraban media hora más o menos. La parte sonora era importante, pero la parte cromática era la que al final se llevaba casi todos los comentarios. ¡Ah! Y nunca faltaba la comparación con el año anterior.

Aquí no funciona así, en la zona del Mediterráneo se vive con mucha ilusión toda esta celebración y días antes a la “Noche de Revetlla” muchas familias compran pequeños “arsenales” para preparar la fiesta. Los amigos se reúnen para hacer hogueras, cenar alrededor del fuego y para animar la velada llevan sus petardos, así que no está centralizado el tema en un barrio ni acotado en un periodo de tiempo concreto. Cena, hoguera y fiesta son tres palabras que no necesitan ninguna más para crear un ambiente perfecto. ¿ Por qué añadir “petardos”?

padres-y-ninos-con-petardos

Muchos papás (creo que tienen más afición que las mamás), compran bombetas y bengalas para poder ir “enseñando el oficio” a los niños pequeños. A mí esto también me da un poco de miedo porque todos los años hay alguna desgracia, pero viendo la cara de felicidad de algún peque cuando lanza una bombeta entiendo que con mucha precaución se les puede hacer pasar un buen rato. Por cierto, este año también en esto se ha notado la crisis y ha descendido notablemente la cantidad media destinada por las familias a comprar petardos. 

Así que en esta ciudad si no estás celebrando fuera de casa la verbena y tratas de ver una película tranquilamente, leer un poco o cualquier otra cosa para la que necesites un poco de tranquilidad, ya te puedes olvidar; desde las diez de la noche aproximadamente hasta casi las tres de la madrugada se está oyendo continuamente un ruido que en mi opinión es bastante molesto. Y quizás puedas pensar que no es tan difícil ignorarlo, que con unos buenos tapones se acaba la incomodidad. Pues en mi caso esta opción no puede ser, ¿cómo oiría entonces a Tortu y a Chinita si empiezan a llorar? Aunque la verdad es que el sueño de los bebés es muy curioso; anoche había momentos en los que daba la sensación de estar en medio de una batalla por todas las “bombas” que tiraban debajo de casa, y ellos dormían plácidamente. ¡Menos mal, por otra parte!

P.D: Si por ahí tenéis petardos con luces pero sin ruido, mándame unos pocos para ir introduciéndolos en el mercado. ¿o esto no tiene mucho sentido?

Foto home: todopetardos.com

, ,

Deja un comentario

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestras cookies