Semana Santa en León

Hola sister,

Acabo de ponerles un video de la Semana Santa de León a Tortu y a Chinita y les ha gustado. Se lo han pasado bomba con los ritmos de los tambores y las cornetas, y parece que no se impresionaron mucho con los papones. Aunque claro, otra cosa sería que lo vieran en directo. Chinita a veces se asusta cuando enchufo la batidora…

semana-santa

El otro día me preguntaban unos amigos sí era recomendable ir con los niños durante estos días a conocer la ciudad. En mi opinión, la Semana Santa de León, puede ser toda una experiencia para disfrutar en familia. Es cierto que estoy pensando en niños un poquito más mayores que Tortu y Chinita. Pero pasando esta edad un tanto “rara” para según qué tipo de acontecimientos, los peques pueden pasárselo en grande durante estos días en León.

Ahora hay un buen lío montado porque han modificado el calendario escolar, y las vacaciones en los colegios se han pasado a la semana siguiente a la “Santa”. Esto ha ocasionado una menor participación de los niños en las celebraciones, y ya sabes, que siempre han estado muy integrados. Yo entiendo que quieran volver a poner las vacaciones como se venía haciendo habitualmente, porque cuando nosotras éramos pequeñas, podíamos salir cada día a ver la procesión. Bueno, a verlas, y a callejear todo lo que nos dejaban que no era mucho…

De aquella, las procesiones me impresionaban un montón, algo que le pasa a mucha gente cuando las ve por primera vez, y que le sigue pasando a los verdaderos incondicionales de esta tradición, que hay muchos. Esa mezcla de ruido de tambores, trompetas, gentío, los “papones”, las “manolas”… es realmente algo que impone, y que sin duda, merece la pena conocer. Cuando nos daban el programa de actividades para la Semana Santa era todo un acontecimiento. Había que planificarse muy bien para poder hacer un poco de todo, porque quizás no te acuerdas de los detalles, pero entre las procesiones que salen cada día (una media de tres), y el restoo de peregrinaciones que se hacen por el Barrio Húmedo, acaban siendo días muy intensos.

Leon.Procesion_de_los_Pasos

Las procesiones son muy variadas; Recuerdo entre otras, la del viernes de Dolores que siempre es muy entrañable, “La Ronda” el día de Jueves Santo, la “Procesión de los Pasos”, y por supuesto, “El Encuentro” de la Dolorosa y San Juan en la Plaza Mayor el Viernes Santo con momentos realmente sobrecogedores. Me estoy acordando de un detalle que a mí me encantaba, que era cuando conseguías que uno de los papones te diera la mano. En medio del ambiente de solemnidad que se crea, ese gesto de cariño y cercanía los niños lo agradecen mucho.

Quizás la parte menos infantil de la Semana Santa en León es el “Entierro de Genarín”. Es la procesión más “atípica” y tiene un carácter laico. Si se viaja con los peques, y se encuentran con ella (cosa poco probable que suceda de forma accidental ya que es a altas horas), es mejor estar preparados para poder explicarles que toda la gente que se acaban de encontrar con diferentes clases de alcohol por fuera y por dentro del cuerpo, están festejando el atropello de un trasnochador aficionado a burdeles en una noche de borrachera por el primer camión de la basura que hubo en la ciudad. Cada uno que lo decore a su gusto.

Bueno, aunque no nos olvidemos también otro tema muy poco infantil, que es el juego de apuestas conocido como “las chapas”. Aunque es recomendable pasar a verlo si se consigue que algún lugareño te indique donde se está jugando. Hay locales con tradición de este juego, pero tienen un punto clandestino que no permite su difusión de la misma forma que tienen otros acontecimientos. Hay muchas leyendas alrededor de este juego, y algunas aseguran haber arruinado verdaderas fortunas de la provincia.

chapas

Y antes o después de las procesiones, qué mejor opción que ir a ver el ambiente que hay en el Barrio Húmedo. Se puede ir con los niños sin ningún problema ya que el ambiente es muy familiar en la mayoría de los locales. Evidentemente, a partir de ciertas horas, este ambiente pasa a ser como el de cualquier otra ciudad en la zona de copas. A mí me encanta ver las calles llenas de gente y los bares vendiendo “limonadas” sin parar y ofreciendo sus “tapas”. Llegados a este punto, sí que es importante explicar a los amigos que vayan a conocer León (con o sin niños), un par de cosas; la primera es que las limonadas no son realmente un refresco de limón, que llevan bastante alcohol y es peligroso ir probando en todos los bares. Comprobado. Y la segunda, es que la tapa es un detalle de la casa, por lo que no han de ponerse nerviosos cuando el camarero se la ponga al lado de la bebida pensando que les van a cobrar por ella. Es muy gracioso ver algunas caras cuando ocurre esto…

En fin, que me están entrando ganas de ir. ¿Y a ti?

, , ,

COMMENTS

  1. pi 8 marzo, 2013 at 9:20 pm #

    Sofia, me ha encantado tu descripcion, es posible que ni yo misma lo hubiera descrito tan bien…..y eso que lo “he mamado” desde pequeña,como sabes.
    Recuerdas cuando te hacia correr de calle a calle del viejo León, para poder llegar a ver todas las procesiones … y esos madrugones del Viernes Santo, para llegar a ver el Encuentro, a las 9 de la mañana….pufff, cuanto tiempo ha pasado.
    ..y no te olvides de esa maravillosa limonada tipica , que se bebe… y que a la tercera …estas con los pies …medio redondos….
    bueno no sigo escribiendo, que sino va a parecer que la del blog soy yo….
    lo dicho, magnifico blog.
    besos

    • Sofía 9 marzo, 2013 at 12:42 am #

      Gracias Pi! Claro que me acuerdo de todas las carreras contigo para ver todas las procesiones, y cómo no, de las limonadas… Pero hay muchos detalles que ya se me han olvidado y que tendré que volver pronto para recuperarlos. Solamente he tratado de dar una mínima pincelada de todo lo que significa la Semana Santa para León, que es mucho, y no cabría en un post tan pequeño, ni en un blog tan modesto.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestras cookies