Situaciones estresantes (I)

Hola sister,

Una tarde cualquiera:

– Diga…
– Doña Sofía…?
– Si, soy yo.
– Mi nombre es Jocelyn O’Sullivan y el motivo de mi llamada es ofrecerle una nueva tarificación de un pack de ADSL, telefonía fija y acceso a canales de televisión a través de la plataforma Visionworld. Doña Sofía, ¿podría indicarme…
– Perdone, perdone… ¿De qué compañía me llama? ¡Tortu bájate de ahí!
Mi nombre es Jocelyn O´Sullivan y estoy llamando de Fonetel.
– Chinita, ¿qué te has metido en la nariz? Disculpe, pero cada semana me vienen con lo mismo, y ya les he dicho una y mil veces que no me interesa y que no me vuelvan a llamar. Perdone un momento. (A lo lejos se oyen lloros de dos niños y la voz de Sofía. Los gritos de Sofía más bien). ¡Dame eso! Las cosas de mamá no se tocan. Y no vuelvas a subir ahí. ¡Al parque los dos ahora mismo! ¡Tortu, suéltame el pelo! Ay, qué día… Sí, Jaqueline.
– Jocelyn.
– Eso. Mire, acabo de sacar de la nariz de mi hija un bolígrafo. Tiene unos agujeros minúsculos pero no sé cómo había introducido un buen trozo. Mientras hablaba con usted, su hermano mellizo se ha subido en su espalda, ha trepado por los estantes de la librería y ha cogido un pisapapeles, se lo ha tirado a la niña y si no voy corriendo, yo creo que le hubiera abierto la cabeza. De todo eso no tiene usted la culpa, pero sí la tiene, bueno la tiene su compañía, de molestarme día tras día.
– Entiendo doña Sofía. Pero déjeme que le comente las ventajas que le proporcionará nuestra oferta.
– No me interesa.
– ¿Cómo puede saber que no le interesa si no le he explicado las condiciones? Si me permite, y no nos tomará más de cinco minutos, le cuento en qué consiste. En un entorno familiar, y veo que usted tiene hijos, es aconsejable…
No, por favor, no siga (de fondo, gritos y lloros de los niños). Ya les he explicado en muchas ocasiones que no estoy interesada, algunas lo he hecho educadamente, otras les he colgado dejándoles con la palabra en la boca, también les he llegado a insultar, y hasta les he amenazado con llamar a la policía. Ya no sé que puedo hacer (la voz se ha roto al final de la frase, fuerte suspiro). Tengo a los niños con mocos, han pasado una mala noche y apenas he dormido. Siempre he sido una persona educada, pero estar a cargo de dos bebés es duro y ustedes me hacen perder la paciencia. Jasmine, le ruego que comunique a los responsables de Fonetel que no me llamen más. O mejor, hacemos un trato: llámenme dentro de seis meses. Mis hijos ya irán a la guardería y para entonces, espero haber podido dormir unos cientos de horas para recuperar este agotamiento que no me deja hablar con usted sin pensar en dinamitar la tienda que tienen en mi barrio.
– Jocelyn. Ya veo que no es el mejor momento para que hablemos, así que si le parece le puedo llamar mañana a esta misma hora. Nuestra oferta televisiva teniendo niños le puede resultar muy interesante con nuestros canales familiares y de series de animación.
Buuffff……Por Dios se lo pido, no me llamen mañana (Sollozo apagado, continúan los gritos de fondo). Ahora no tengo fuerzas para nada, pero en cuanto me recupere, le aseguro que les denunciaré por acoso. Y por maltrato a menores. Y por….
– Pues nada doña Sofía, ya le dejo descansar y mañana hablamos tranquilamente y le cuento el ahorro que tendrán en la utilización de internet, las enormes ventajas de nuestra tarifa de telefonía fija y lo que podrá disfrutar su linda familia con los canales de Visionworld. Hasta mañana.
¡Ni se te ocurra Josephine, ni se te ocurra llamarme! ¡Tortu, no le untes los mocos en el pelo….!

mujer-al-telefono

Foto: loquepareceperonoes.blogspot.com, thepicky.com

,

COMMENTS

  1. Somos Múltiples 19 marzo, 2013 at 11:48 pm #

    Ja ja ja Lo que me he podido reír!!!! Precisamente hoy me han llamado a las 9 de la noche los muy cabroncetes, menos mal que mis hijos se acuestan tarde que si no les mato. Yo directamente les digo que no me interesa y cuelgo, pasan unos días, o incluso semanas y vuelven a llamar, es horrible!!

    • Sofía 19 marzo, 2013 at 11:57 pm #

      No tienen remedio!! De todas formas, no sobraría saber dónde se entrenan para tener esa tenacidad que a nosotros nos crispa, pero que a ellas (y a ellos, que también hay unos cuantos), hace que les “resbale” cualquier respuesta que podamos dar…

  2. JULIA 22 marzo, 2013 at 6:12 pm #

    Divertidísimo, sigo riéndome, es totalmentenre reflejo de la realidad.

    • Sofía 22 marzo, 2013 at 6:36 pm #

      Hola Julia, sí que es reflejo de la realidad, pero a veces dudas de que realmente esté pasando, o por lo menos, cuesta verse a uno mismo siendo tan descortés…Pero no te dejan muchas opciones…

Deja un comentario

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestras cookies