Tag Archives | familia

Sobre nuestras familias

Dicen que la distancia hace el olvido 

Hola hermanita,

A pesar de los kilómetros sigue habiendo pequeñas cosas que me hacen volver a la niñez en un instante, y estas fechas hacen que me ponga aún más nostálgica y busque entre mis recuerdos para estar más cerca de los míos. Siempre me acuerdo con mucho cariño cuando éramos niñas y compartíamos habitación, pasábamos las noches hablando y jugando a pesar de tener la luz apagada y aunque no hiciéramos nada especial sólo la idea de poder estar despierta hasta tarde ya lo hacía súper emocionante.

También recuerdo las cenas de Nochebuena en casa de la tía en las que nos reuníamos un montón, tantos que necesitamos llevar nuestras propias sillas. En todas aquellas reuniones familiares siempre nos ponían en la mesa de los niños y todos nos quejábamos porque queríamos ir a la mesa de los mayores. Sentíamos que nos estaban desplazando de un mundo al que queríamos pertenecer y del que realmente no entendíamos nada de nada. ¿Qué cosa verdad? Con lo bonito que es ser niño y las ganas que siempre tenemos de crecer cuando lo somos.

Cuando pienso en mis hijos y en las Navidades siempre me da pena no poder pasarlas ahí con vosotros, en familia. Y aunque todos estos años siempre han estado acompañados de gente que los quiere, si que me queda esa “espinita” pensando que se están perdiendo la mesa de los niños al lado de sus primos. Ya ves, pura nostalgia navideña.

Estos días son días en los que siempre trato que los peques creen sus propias memorias. Puede que sea una salida al parque o al cine con amigos, una comida especial y ¿cómo no? la llegada de Santa Claus y los Reyes. Ver sus caritas recién levantados buscando lo que les han dejado debajo del árbol no tiene precio.

Así que no, para mi la distancia no es el olvido y menos en días como estos.

¡Feliz Navidad!

feliz-navidad-cuentamesister

Foto: cuentamesister

Continue Reading 0

Cuando éramos niñas…

Cuando éramos niñas...

Hola hermanita,

Cuando nosotras éramos niñas, la vida era muy diferente a la que viven nuestros niños. Recuerdo pasar horas jugando en la calle sin que nuestros mayores estuvieran encima de nosotros vigilando. Es cierto que no estábamos solos, siempre había algún papa que desde la ventana nos echaba un vistazo de vez en cuando. Jugábamos al escondite, a pillar, a cualquier cosa que se nos pasara por la cabeza. Usábamos más nuestra imaginación, porque era una de las pocas cosas que teníamos para jugar en esos tiempos.

Hoy en día, mis nenes no juegan solos en la calle. Alguno de los hijos de nuestros vecinos lo hace porque nuestro barrio es bastante seguro, pero yo no siento que los míos tengan aún edad para hacerlo, y aunque la tuvieran, seguro que estaríamos con ellos fuera controlando. Aquella libertad que nosotras teníamos ya no existe “gracias” a muchos que han hecho las calles inseguras para los niños.

La televisión que veíamos era, al principio en blanco y negro aunque pronto llegó el color. De aquella sólo teníamos dos canales: la primera y la segunda cadena. Los únicos dibujos que echaban eran por la mañana temprano, antes del cole, y un poco antes de ir a dormir con “vamos a la cama que hay que descansar”. Nosotros teníamos a Marco, Heidi, Vicky el Vickingo, Mazinger Z, La abeja Maya…, dibujos que, en mi opinión, eran más sanos y menos violentos que muchos de los que hoy ofrecen.

abeja-maya-heidi-marco-dibujos-animados

Hoy día, los niños tienen tanto donde elegir en la tele que se vuelven locos queriendo ver todo a la vez. Se saben los personajes de todas sus series de dibujos animados, que son muchos, y puedes comprar desde unos zapatos hasta unas gafas con el “dibujo” de los mismos, algo que fomenta el consumismo más que realmente educar.

La primera vez que vi un ordenador era ya una adolescente. Era un trasto de aquellos gigantes con su pantalla en negro y sus letras verdes. Entenderlo no era tan difícil, pero si se estropeaba tenías que llamar por lo menos a los de la Nasa para que supieran de qué iba. Tampoco teníamos teléfonos móviles o los llamados “smartphones” (teléfonos inteligentes), que lo único que les falta que hagan es ponernos en la cama y arroparnos. En cuanto a los videojuegos, estando ya en el instituto, empezamos a ir jugar a las máquinas de marcianos, pero era un lujo que tampoco podíamos tener todos los días.

maquinas-marcianos

Los niños de hoy, entre las tabletas, los teléfonos inteligentes y los videojuegos, controlan la tecnología de una forma asombrosa. Nena con sus dos años ya sabe ella solita buscar los juegos que le gustan, pasar las fotos y hasta poner videos. Nene, aun no teniendo PlayStation o Wii o nada que se le parezca, cuando se junta con algún amigo que la tiene, domina el aparato rápidamente.

Todo esto, sin hablar de internet. ¿Cómo podíamos vivir en nuestros tiempos sin internet? Pues a base de diccionarios, enciclopedias, periódicos, la biblioteca… Seguro que andábamos más desinformados que lo que estamos hoy día, pero quizás a veces más contentos, ¿no crees? Al menos mis niños siguen yendo a la biblioteca como nosotras hacíamos.

Si hablamos de juguetes, debemos de hablar no sólo de lo diferentes que son ahora, sino también de la cantidad de juguetes que actualmente tienen los niños y que nosotras para nada teníamos. Nuestras muñecas eran de los más normales, una Nancy, unas barriguitas, cuatro vestiditos y disfrutabas toda la tarde. Nuestros hermanos con sus clicks o su pelota iban más contentos que unas castañuelas. Mi Nene, no sería la primera vez que le oigo decir: “me aburro”, con la cantidad de cachivaches que tiene y lo chulos que son. Menos mal que la nena aún está en esa edad en la que se divierte con cualquier cosa.

Y ya por último, aunque seguro que se me quedan mil cosas en el tintero, la música que muchos niños escuchan hoy en día no tiene nada que ver con la que nosotras escuchábamos: Parchís, Enrique y Ana, hasta los Payasos de la tele. Ahora, muchos niños con Justin Bieber, que no le trago, y  Hanna Montana se vuelven locos. Al menos a los míos, de momento como soy yo la que controlo el reproductor de cds, les pongo música de niños, aunque también intento que oigan un poco de todo, así que a Nene le encanta el rock y Nena baila hasta un flamenquito.

Foto: necesitosabatico.blogspot.com

Continue Reading 1

“I have a dream” Martin Luther King Jr.

“I have a dream” Martin Luther King Jr.

Hola hermanita,

Mañana lunes se conmemora el nacimiento y vida de Martin Luther King Jr. Supongo que en España probablemente casi ni se mencione, pero aquí es fiesta en los colegios y en muchas instituciones públicas. Este post se lo quiero dedicar a mi nena por razones obvias y me gustaría hablar de un tema del que poca gente habla o quiere hacerlo: raza y racismo.

¿Por qué el color de la piel puede llegar a ser tan importante? ¿Es este el que determina cómo es una persona? Como madre, pensar que mis hijos puedan llegar a sufrir cualquier tipo de racismo en su vida se me mete por debajo de la piel, me enfada, me entristece. Mi nene, el día que llegamos al hospital a buscar a su hermanita lo tuvo muy claro: “no importa de qué color sea su piel, yo la quiero, es mi hermana”. ¡Qué claridad de mente para un niño que en su momento tenía 4 años! ¿Cómo es posible que si un niño de su edad tiene claro que el amor es el amor y no importa el color, pueda haber adultos que sean tan ciegos respecto a este tema?

nena-mama

Bueno, creo que ya sabes, que cuando fuimos a España por primera vez con Nana, yo iba un poco asustada, por no decir mucho, y me preocupaba cómo mi hija iba a ser recibida. No por vosotros, mi familia, ni por nuestros amigos, no, si no por aquellos que pasan a tu lado y te miran en la calle. Quizás pienses, ¿qué te importa lo que digan los extraños? A mí todavía nada, y a mi hija en aquel momento con 9 meses menos. Pero cuando sea un poquito más grande, si me va a importar lo que digan, porque algunas palabras pueden llegar a dañar y de qué manera.

Así que llegar a España y ver como el color de la gente está cambiando, me alegró. En ningún momento sentí ninguna mirada rara ni ningún comentario extraño, y no porque los fuera buscando, una se vuelve susceptible a ello; no dejábamos de ser una familia multirracial en un país predominantemente caucásico o para dejarnos de rollos: blanco. Quizás esto de que el color de España esté cambiando muchos no lo vean como motivo de alegría, pero para mí creo que es positivo. La diversidad de colores, de religiones, de culturas, hace que seamos más abiertos a los que tenemos alrededor porque lo vivimos día a día; siento que nos hace más tolerantes y ese es el mundo en el que todos deberíamos vivir.

Por ti Nana, tengo un sueño…

manos-nenas

 

Continue Reading 10

Hoy ya no es Navidad

Hoy ya no es Navidad

Hola sister,

¡Y ya pasamos otra vez la Navidad! Pero este año fue diferente. Para mí ahora cada día es “fiesta” y al mismo tiempo, no tengo ni un solo día de lo que antes entendía por esta palabra. Pensar que los bebés aún no estaban las navidades pasadas se me ha hecho muy extraño, pero esto es algo que pienso casi en cualquier situación. Lo comentaba con Perico el otro día… ¿A qué dedicábamos el tiempo antes? Él, como siempre muy rápido en sus comentarios, me decía: ¡Cariño, podríamos haber sacado hasta tres carreras!

Los canijos son todavía muy peques y no se dieron cuenta de mucho, pero nosotros les vimos enmarcados en todos los escenarios tan típicos: el árbol de Navidad, los regalos, los tumultos, la familia, ya sabes a qué me refiero. ¡Qué risa al verles con su regalo envuelto sin saber muy bien que tenían que hacer! Por cierto, no sé si recuerdas que aquí además se celebra el “Tió de Nadal”, aunque en casa no lo hemos hecho nunca. Yo respeto esta tradición como cualquier otra, pero no acabo de ver que un tronco “cague” juguetes, la verdad.

regalos-reyes-magos-navidad-debajo-arbol

A los peques, en su carta a los Reyes Magos, no les habíamos pedido nada más que una cosita para cada uno. Suficiente para este año en el que aún podemos ser austeros sin complejos. Charlie y Merry, siendo fieles a su costumbre de todos los años,  fueron muy comedidos en la suya, pero todos hemos tenido nuestros regalitos. Reconozco que ya tengo ganas de que Tortu y Chinita empiecen a disfrutar con este tema como lo hacían sus hermanos cuando eran pequeños. Estoy segura de que todos en casa recuperaremos una ilusión más. Aún recuerdo un día de Reyes a Merry después de abrir el regalo número diecisiete en casa de su abuela cuando dijo: ¿Y ya no hay más?

cabalgata-reyes-magos-barcelona-comida-navidad

Y ahora, vuelta a nuestros quehaceres diarios, que este año tenemos un montón de cosas que hacer. ¿Rutina? No me gusta demasiado esta palabra, así que para mí es una cuestión de planificación y un poquito de orden para poder vivir todos más cómodos.

P.D: Seguro que echáis de menos el Roscón de Reyes. Como no creo que por ahí tengáis muchas opciones para comprarlo, te paso la receta con la que lo hizo mi cuñada. Quedó buenísimo. http://webosfritos.es/2010/11/roscon-de-reyes/. Lleva su tiempo, aviso….

 

 

Continue Reading 2

Aquí viene Papá Noel… y también los Reyes Magos

Aquí viene Papá Noel... y también los Reyes Magos

Hola hermanita,

Como sabes, en nuestra casa la noche del 24 vino Papá Noel (Santa como le decimos por aquí) y dentro de nada vendrán los Reyes Magos. Si alguno de nosotros fuera belga, también nos habría traído algún regalito San Nicolás el día 6 de diciembre. Si alguno fuera mexicano, seguro que habríamos ido a celebrar las Posadas y en un futuro no muy lejano, gracias a Nana, celebraremos Cuansa (Kwanzaa). Kwanzaa es una celebración no religiosa iniciada en los años 60 por la comunidad africana americana de los Estados Unidos para conmemorar sus raíces africanas. Cada familia la festeja a su manera, pero las celebraciones suelen incluir bailes, canciones, poesía y comidas tradicionales.

decoraciones-exteriores-navidad
Así que, por estas fechas, cada país, cada religión y cada familia tiene sus propias tradiciones y el hecho de vivir fuera no siempre hace que te olvides de ellas. Quizás sea la nostalgia hacia mi tierra, morriña como dirían muchos gallegos y algún que otro asturiano, pero esta es la época del año en la que yo en particular me acuerdo más de los míos, y conservar parte de las tradiciones con las que crecí, me acerca un poquito más a ellos (además de Skype).

Con esto no quiero decir que aquí estemos solos, no. Cuando uno vive fuera, lejos de los suyos, aquellos con los que convives día a día, tus amigos, se convierten en parte de tu familia. Una familia que también tiene regalos en estos días para nuestros niños, como si fueran sus tíos, porque también lo son de corazón y les agradezco con todo el cariño del mundo que estén ahí con nosotros.

Y todo esto venía a que iba a hablarte sobre los regalitos de Navidad. Este año uno de los principales ayudantes de los Reyes Magos en mi casa será Amazon, mucho donde elegir y rápido si es necesario (sobre todo para todos aquellos que enviamos la carta a última hora, como ha sido mi caso…). Pero es que estas Navidades nos llevó mucho tiempo saber qué pedirle a los Reyes; Nene no tenía nada claro que quería porque la verdad le sobran los juguetes, como probablemente a muchos niños de hoy día y Nana, que podría parecer más fácil, pues no lo es. Juguetes, a mogollón, aún no lee, no pinta (aunque lo intenta) y bueno, joyas, creo que aún es un poco pequeña. Así que a la hora de escribir la carta a los Reyes, lo único que les dejamos claro fue que nada de carbón, que estos niños este año fueron muy buenos (a veces).

regalos-navidad

Continue Reading 1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestras cookies