Viaje alrededor del mundo a través de la música

Hola hermanita,

Durante todos estos años en los Estados Unidos hemos visitado muchas ciudades y muchos museos, pero este fin de semana, en la ciudad de Phoenix, descubrimos un museo de lo más curioso: el Museo de los Instrumentos Musicales. Fue toda una experiencia “musical” de la que disfrutamos toda la familia.

musica-lenguaje-alma

Este museo, ofrece una visión de la música que va más allá de los mismos instrumentos, incluyendo no sólo a las personas que los tocan sino también mostrando su mundo y la cultura que las rodea.

El viaje comienza una vez que tienes tu entrada con la que te proporcionan unos auriculares con un receptor. A medida que vas caminando por las diferentes salas del museo se pueden ver unas televisiones con videos musicales, bailes o canciones de diferentes países o artistas. Una vez que te acercas a las pantallas, los auriculares se activan y puedes oír y “sentir” la música que en ese momento se “ve” en las mismas.

El museo se divide en diferentes salas. Cinco de estas salas, ofrecen un viaje alrededor del mundo a través de la música. Cada sala representa un continente o parte de uno, donde podemos ver instrumentos, trajes típicos y videos que nos enseñan su música, su folklore o bailes de la zona.

nana-instrumentos-africa

En este “viaje” encontramos instrumentos de todos tipos y tamaños, algunos de más de 50 años de antigüedad. En Sudáfrica, pudimos bailar al ritmo de unas guitarras hechas con latas de aceite para coches que se han estado fabricando hasta hace muy pocos años.

guitarras-latas-aceite-coches

En Angola, descubrimos un instrumento llamado Lamellaphone (o Lamellophone) de principios del siglo XX, con una base tallada en una calabaza y una zona con teclas metálicas en su parte superior, que más que un instrumento musical parecía una obra de arte.

lamellaphone-instrumento-angola

En La República Democrática del Congo, el arpa arqueada (Kundi) es considerado un instrumento muy importante. Los músicos son parte esencial de las comunidades conservando en muchas ocasiones las tradiciones e historia de las mismas.

kundi-arpas-arqueadas-congo

En Turquía, vimos bailar a los derviches giróvagos o derviches giradores además de ver uno de sus trajes expuesto. También escuchamos la música de una flauta de doble lengüeta (Kaba zurna) tocada por un músico turco (mehters) y el traje típico de dichos músicos.

mehter-musico-derivache-girovago-turquia

Siguiendo con nuestro viaje, en Egipto encontramos otra flauta también de doble lengüeta (Settawiyya) realmente peculiar y con un aspecto totalmente diferente a la que vimos en Turquía.

settawiyya-flauta-doble-lengueta-egipcia

En Japón nos encontramos con un monje budista que llevaba en su cabeza una cesta y tocaba una flauta tradicional japonesa de bambú (Shakuhachi). Ya en Bulgaria, vimos a unos bailarines con unos trajes “diferentes”, Kukeri, que según la tradición en invierno van de casa en casa para traer buena salud y suerte a sus vecinos.

monje-budista-japones-shakuhachi-flauta-bambu-kukeri-bailarines-bulgaria

Cuando llegamos a España, disfrutamos de Paco de Lucia, Camarón y un buen flamenquito. Aquí conocimos un nuevo instrumento español, el arrabel de huesos que se toca frotándolo con unas castañuelas. Otro instrumento que desconocíamos era la sartén, así como suena, una sartén de cocinar con la que se hacía música dándole con una cuchara, con un dedal o con una llave. (Nunca es tarde para aprender algo nuevo sobre tu propia tierra)

arrabel-huesos-sarten-espana

Saliéndonos de nuestro “viaje geográfico” y entrando ya en un viaje más musical, otra de las salas, es un homenaje a todos aquellos artistas que han sido fuente de inspiración para muchos otros músicos. Aquí pudimos ver el piano de John Lennon, unas guitarras de Carlos Santana y Eric Clapton, unos trajes que pertenecieron al mismo Elvis Presley y hasta la guitarra de 12 cuerdas que utilizó el mismo Elvis en la pelicula Spinout.

red-flower-traje-double-six-guitarra-elvis

Al final de nuestro “viaje”, pudimos tocar un montón de instrumentos, hasta un gong chino, en la sala para experimentar con la música. Los niños, y también nosotros, tocamos la guitarra, los bongos, un xilófono y muchos otros instrumentos de los que ni siquiera sabíamos su nombre. Creo que esta fue la zona que más gustó a los niños porque se sintieron parte del museo al poder tocar y hacer “música” ellos solos.

experimentando-con-instrumentos-museo-musica-phoenix

El Museo de Instrumentos Musicales es definitivamente para todos aquellos que les guste la cultura en general, las tradiciones en particular y que sean amantes de la música, es un museo para escuchar, ver, tocar e incluso bailar.

, , , ,

COMMENTS

  1. Encarnación 1 marzo, 2013 at 10:14 pm #

    Se ve que todos disfrutasteis viendo y tocando distintos tipos de música, seguro que los niños no querrían irse de allí. A que los instrumentos de España son muy originales,¿verdad?

    • Elena 3 marzo, 2013 at 2:47 am #

      Los niños estaban encantados. Pudimos escuchar música de muchos lugares del mundo y conocimos un montón de instrumentos nuevos. Fue una experiencia muy chula para todos.

  2. JULIA 6 marzo, 2013 at 5:13 pm #

    Interesantisimo todo lo que cuentas, me asombra la cantidad de viajes que habeis hecho, no me refiero a través de la mùsica, sino los reales, como lo consigues con niños tan peques? Sabeis si hay alguna informaciòn para viajar con chiquitines?

    • Elena 7 marzo, 2013 at 4:43 pm #

      Muchas gracias Julia por tu mensaje. La verdad es que viajar con niños no está tan difícil como la gente a veces piensa. Quizás la logística se complica un poco, por esto de tener que viajar con muchas más cosas. Pero la verdad es que los viajes con los niños, al menos en nuestro caso, nos han dado la oportunidad de descubrir cosas de los lugares a los que hemos viajado que quizás sólo como adultos no habríamos descubierto.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestras cookies